Presentación

Gracias por compartir este espacio virtual, en donde trataremos de explicar una de las principales actividades económicas en las colonias de América, como lo fue la actividad minera.

miércoles, 25 de mayo de 2011

Introducción

Luego del asentamiento de los españoles en territorio Americano  y con el sometimiento de los pueblos aborígenes, la corona española procedió a la división de este basto territorio en dos grandes unidades administrativas: por un lado el territorio de nueva España con capital en México, y el virreinato del Perú con capital en Lima. La autoridad máxima en cada uno de ellos fue el Virrey que gobernaba junto con una audiencia que se ocupaba de los asuntos judiciales.
La administración colonial tenia como función central mantener  la supremacía española sobre los indígenas, garantizar el orden social, recaudar los impuestos y controlar el tráfico comercial. La principal preocupación de la corona era asegurar la llegada a las arcas  de la quinta parte de los metales preciosos extraídos de las minas de México y Perú.
Para poder alcanzar este objetivo la metrópolis estableció el monopolio de un puerto único, un sistema comercial ferremante controlado por el estado. Según este sistema comercial las salidas y las entradas de mercancías de España hacia América y de América hacia España debían realizarse por este único puerto, que concentraban la recaudación de los impuestos entre los siglos XVI y XVII el único puerto de España autorizado para comerciar era el de Sevilla. En el caso de América los puertos autorizados eran el de Vera cruz, en México y Portobelo, situado en el actual territorio de Paraná, sobre las costas del mar Caribe.
Pero el Virreinato del Perú se va a considerar el mas importante al tratarse de una de sus más importantes fuentes de riqueza para la corona española.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada